Lo que debes de saber sobre la “Ingeniería social”.

Octubre es el mes de la ciberseguridad desde hace ya 17 años, la iniciativa que comenzó en Estados Unidos en una propuesta en conjunto de la NCSA (National Cyber Security Alliance) y el DHS (Department of Homeland Security) como un esfuerzo para ayudar a los americanos a permanecer seguros mientras usan las redes de comunicaciones, es ahora un evento de nivel mundial.

Con el objetivo de incrementar la conciencia general sobre ciberseguridad de particulares y organizaciones, el evento se enfoca cada semana en una temática diferente, si estás interesado en los detalles tenemos un artículo al respecto aquí, la semana 1 “Si lo conectas, protégelo” está enfocada en enseñar a los usuarios a proteger sus dispositivos y a formar conciencia del internet de las cosas (IoT) y cómo puede tener un impacto en el entorno.

La semana pasada te contamos cómo proteger tus datos en diferentes dispositivos de ciberataques en este artículo, pero ¿sabías que el método más común utilizado por ciberdelincuentes para obtener tu información son engaños y trucos para que seas tú quien termine dando la información?

Por ello en esta ocasión queremos hablarte de diferentes técnicas y qué puedes hacer para no ser víctima de ellos.

Ingeniería social.

Se trata de la práctica para obtener información confidencial por medio de la manipulación hacia usuarios legítimos. El objetivo es obtener acceso o permisos en sistemas de información para realizar daños a la persona u organismo, muchas veces estas técnicas tienen como fin el dejar una puerta abierta a los delincuentes cibernéticos para otro tipo de ataques, lo más común es que se busquen datos para clonar cuentas bancarias, tarjetas de crédito y otras estafas.

Otras técnicas.

Phishing: A través de tu correo electrónico, los delincuentes se hacen pasar por instituciones de confianza y buscan obtener contraseñas, números de tarjetas de crédito o información confidencial de la víctima.

Vishing: A través de una llamada telefónica o mensajes de voz.

Baiting: Los delincuentes “abandonan” un dispositivo infectado como memorias o discos, con el objetivo que alguien lo encuentre y al introducirlo a un equipo, instala software malicioso.

Smishing: A través de SMS se simula ser una entidad legítima para obtener información, también suelen venir acompañados de enlaces para descargar software malicioso disfrazados de contenido legítimo. ¿Alguna vez has recibido un mensaje donde “ganaste” algún premio de un concurso en donde nunca participaste?

Otro método muy común son las estafas por redes sociales en mensajes o perfiles fraudulentos.

Recomendaciones.

Para evitar formar parte del gran número de víctimas diarias de estos fraudes, te recomendamos ser precavido y estar siempre alerta, la mayoría de estos engaños pueden ser descubiertos usando solo el sentido común, las instituciones y organismos no solicitan información personal como usuarios o contraseñas, ten siempre en mente que esos datos te pertenecen, cuida que compartes en tus redes sociales, tener un antimalware instalado en tus dispositivos, nunca hagas clic en enlaces sospechosos y verifica la procedencia de cualquier documento que recibas, así mantendrás tu información segura.

Consulta las fuentes de este artículo aquí.

No olvides seguirnos en Facebook y LinkedIn para más contenido de ciberseguridad y tecnologías de la información, estamos seguros de que no querrás perdértelo.

#NovaInforma

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Abrir chat